lunes, 26 de marzo de 2012

Intocable

Que a gusto te quedas al salir del cine y piensas: ¡Que buenos 8 euros bien gastados!  Brillante, divertida y nada triste aunque parezca no ser verdad. La verdad es que hacía mucho tiempo que no me reía tanto en el cine. Cuesta bastante encontrar una película de este tipo, se nota (y mucho) cuando es una comedia francesa y una comedia americana. Sin duda (y no me extraña), este film ha sido un fenómeno cultural en Francia.

Basada en una historia real, Intocable, además de pasar un buen rato entre risas, te hace reflexionar sobre la vida. Todos tenemos problemas, unos más y otros menos, pero el vivir y disfrutar de eso, es lo más importante. Luchar para ser feliz no es fácil pero al final todo tiene su recompensa.

La película narra la relación entre dos hombres que vienen de dos entornos diferentes: el primero, Driss (Omar Sy), de origen senegalés, vive a las afueras de París y acaba de cumplir una pena de 6 meses de cárcel; el otro, Phillipe (François Cluzet), un rico tetrapléjico que contratará al primero como ayudante aunque no tenga ninguna formación particular.

Mi nota: 9/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario