sábado, 1 de diciembre de 2012

World Press Photo Barcelona 2012

Del 29 de novembre de 2012 al 6 de gener de 2013
al Centre de Cultura Contemporània de Barcelona

CCCB

  

jueves, 18 de octubre de 2012

Racons de BCN (II)

Arxiu de la Corona d'Aragó
Jardins dels Horts de Sant Pau

Funicular de Barcelona

Paisatge des del Port de Barcelona

domingo, 14 de octubre de 2012

lunes, 8 de octubre de 2012

Renovarse o morir

En las próximas semanas Fox Mundi recibirá un cambio de 360º. Actualmente el blog es una de las herramientas de internet para transmitir y comunicar lo más profundo de las personas. Fox Mundi desde septiembre del 2009 ha transmitido cultura y humor a distinto formato. Ahora acaba una etapa y empieza una de nueva. Renovándose de arriba a abajo, desde Fox Mundi creemos que lo más importante es mantener el público y el nombre, para conseguir crecer cada día un poquito más. Esta nueva etapa tenderá a ser más específica, se volcará sobretodo en el Fotoperiodismo y en la Fotografía Artística. Nuevos reportajes, nuevas historias, nuevas frases, nuevos temas… Esperamos no tardar demasiado para que podáis disfrutar, junto a nosotros, de esta nueva aventura.

Gracias por vuestra paciencia e interés.

Daniel Ferrer



martes, 25 de septiembre de 2012

Choque de reyes


Canción de hielo y fuego: Libro segundo

Un cometa del color de la sangre hiende el cielo, cargado de malos augurios. Y hay razones sobradas para pensar así: los Siete Reinos se ven sacudidos por las luchas intestinas entre los nobles por la sucesión al Trono de Hierro. En la otra orilla del mar Angosto, la princesa Daenerys Targaryen conduce a su pueblo de jinetes salvajes a través del desierto. Y en los páramos helados del norte, más allá del Muro, un ejercito implacable avanza hacia un territorio asolado por el caos y las guerras fratricidas.

George R. R. Martin, con pulso firme y enérgico, nos deleita con un brillante despliegue de personajes, engranando una trama rica, densa y sorprendente. Nos vuelve testigos de luchas fratricidas, intrigas y traiciones palaciegas en una tierra maldita por la guerra, donde fuerzas ocultas se alzan de nuevo y acechan para reinar en las noches del largo invierno que se avecina.



martes, 11 de septiembre de 2012

11 de setembre independentista

Una diada més i sembla “que les pedres s’alcen”. Com deia ahir el nostre “honorable” president “Mai com ara Catalunya havia estat tant a prop de la seva aspiració i el seu anhel de plenitud nacional”.  El nostre deure com a ciutadans es defensar els interessos  de la Nació Catalana, la llengua, la cultura, la historia, la terra, la nostra identitat i tot el que comporta.  Si tenim que construir un nou estat d’Europa, construïm-lo, però construïm-lo des de la base, des de les masses, on la sobirania del poble sigui plena, sense intermediaris, sense corruptes, sense botiflers. Creem un estat de solidaritat pels menys afavorits, un estat republicà, feminista, ecologista, revolucionari i socialista de veritat.

Bona diada a tothom i Visca Catalunya Lliure!!*!!


lunes, 3 de septiembre de 2012

Vale más que mil palabras (LIX)

Aquel que conoce la historia 
puede también hacer el futuro. 
Hacer el futuro y pasar sobre el pasado, es lo mismo.

Hideo Kojima
(diseñador de videojuegos japonés)

martes, 28 de agosto de 2012

"El mundo se divide en indignos e indignados"

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos del nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, 
sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

Eduardo Galeano. El libro de los abrazos.

sábado, 11 de agosto de 2012

"In hoc signo vinces"

La bandera más antigua de las que hoy se hacen servir es la de Dinamarca, denominada Dannebrog ("estandarte danés"). Según la tradición, la bandera bajó del cielo durante la Batalla de Lyndanisse, el 15 de junio de 1219, cuando el rey Valdemar dirigía las tropas en una batalla contra los paganos de Livonia. Probablemente, esta leyenda surgió alrededor del año 1500 a partir del episodio en que el rey Hans perdió la bandera en una batalla en el norte de Alemania. Seguramente la pérdida de esta bandera dió lugar a este relato mítico en que Dannebrog se recuperaría al caer del cielo.

En una canción de 1500 también se vincula a la bandera en forma de cruz con el sueño sobre la cruz que tuvo Constantino el año 312, antes de la Batalla del Puente Milvio por la que se convirtió en el único emperador romano y, que según cuenta la tradición, se convirtió al cristianismo. Esta visión de la cruz con las que se relacionan las palabras "in hoc signo vinces" (bajo este signo vencerás), signo que se vincula con los milagros en los que supuestamente aparece una cruz en el cielo, que, especialmente en la Península Ibérica, estuvieron vinculados con batallas mantenidas entre cristianos e infieles.
Batalla de Lyndanisse

fuente: vilaweb y wikipedia

sábado, 4 de agosto de 2012

Vale más que mil palabras (LVIII)

La tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. 
La inteligencia tiene sus límites, la tontería no.

Claude Chabrol 1930 -2010
(director de cine francés)

lunes, 30 de julio de 2012

1863: La ciudad indomable

William llego aquella mañana muy acelerado. Robert y Marie estaban sentados en la mesa del jardín desayunando té con delicias turcas, tostadas y mermelada de frambuesa. Al verlo se levantaron para saludarlo pero él se sentó y se sirvió una taza de té negro, sudando y sin respiración.

-El populacho ha tomado las calles, han quemado las oficinas de reclutamiento, telégrafos y algunas casas del centro. ¡Como esa chusma se dirija hacia la parte alta,  nos matarán a todos!

-William, tranquilo, esos salvajes no pasaran de la calle Darrow. Tenemos que confiar en la policía que son los que protegen la ley -Marie dio un sorbo a su té frío con limón, con refinada dulzura-. Además si el ejército de la Unión está en los muelles, no hay que preocuparse.

-¡Malditos inmigrantes! Y esos monos negros son aún peores, con sus costumbres tan arcaicas, tocando esos tambores en los muelles, no dejan dormir a nadie. La esclavitud es necesaria para nuestro país. Mirad a los amarillos, ellos obedecen sin rechistar, aunque claro a saber lo que pasa por la cabeza de esas ratas.

-Robert, cariño, estás muy callado –dijo Marie-. ¿Y tú, qué opinas?

Robert fumaba de su vieja pipa, estaba serio y pensativo. Se levantó, se puso su sombrero de copa y miró su reloj de bolsillo. En su rostro algo había cambiado durante la mañana.

-Qué queréis que os diga, ya sé vuestra opinión. Y aunque os dijera lo que pienso, vuestros diminutos cerebros no lo comprenderían. Vosotros los que os hacéis llamar americanos de raza, solamente porque sois más ricos, tenéis en las venas más sangre irlandesa, francesa e italiana que cualquier otro –estaba enfurecido, cabreado, piel roja, verde irlandés-. ¡América se fundó en las calles! Entiendo que se enfurezcan, los quieren reclutar para una guerra que está a más de cuatro mil millas. Solamente te puedes salvar de ese reclutamiento masivo si tienes trescientos dólares, ¿y quien hoy en día tiene trescientos dólares? Además todos los reclutados están siendo nuevos americanos. Bajan de un barco para subirse a otro, mientras ven los ataúdes, amontonándose en los muelles, de soldados muertos. Una guerra inútil de hermano contra hermano. La civilización se viene abajo…

Robert cogió su bastón de madera vieja y le metió una patada a la mesita del té, tan fuerte que el limón acabó en la cara de William. Marie, con su precioso vestido de seda blanca, quedó empapada de té negro.

-¡Necesitamos un nuevo testamento, un mundo nuevo! No se puede comprar a la mitad de los pobres para matar a la otra mitad. Así que quedaos aquí con vuestras lujosas vestiduras y vuestros suculentos desayunos. Yo me voy al centro. La auténtica batalla no está en los estados del sur, sino aquí, en las calles de Nueva York. ¡Abajo Lincoln!

Salió de casa diciendo la última palabra, nunca más se le volvió a ver. Algunos dijeron que murió en los disturbios, mi madre me dijo que volvió a la vieja Europa. Lo que sí se sabe es que en aquella semana se rebelaron 50.000 personas, en la ciudad de Nueva York, en protesta por el anuncio del Presidente Abraham Lincoln, de reclutar tropas para luchar en la Guerra Civil Americana. El ejército entró en la ciudad aplacando al pueblo, sin piedad, decenas, cientos, miles de muertos. Luego vino la cólera y se llevó a otros tantos. Amigos o enemigos, ahora ya da igual. Mi padre me dijo que todos nacemos de la sangre y el sufrimiento. Y lo mismo podía decirse de nuestra gran ciudad. 


Daniel Ferrer


martes, 3 de julio de 2012

Vale más que mil palabras (LVII)

El sistema es lo único 
que ofrece seguridad al angustiado, 
castillo de razones, muralla cerrada de pensamientos 
invulnerables frente al vacío.

María Zambrano 1904 - 1991
(filósofa y ensayista española)

miércoles, 27 de junio de 2012

Viaje a Venecia

Seis velas, treinta cañones, ciento cincuenta y ocho tripulantes, dos toneladas de mercancías por vender y un capitán. La galera Santa Anna había zarpado del puerto de Tortosa hacía 48 días, recorriendo el litoral catalán para repostar en Valencia y más tarde en Mallorca, dejamos la Corona de Aragón para vender aceites y especias de la península, a los puertos más importantes del Mediterráneo. Primero fue en Cagliari, donde nuestros hermanos de Cerdeña nos dieron una grata bienvenida. Nos cruzamos con algunos barcos genoveses delante de la costa tunecina, y les metimos unos cuantos cañonazos por el culo. Al llegar al estrecho de Messina, fondeamos en el puerto de Catania, allí nos esperaban nuestras amadas prostitutas sicilianas, las cuales nos rascaron todo nuestro dinero de un mes en tres días. Partimos a través del Mar Jónico hasta Corfú, el antiguo puerto veneciano ahora pertenecía al Despotado de Epiro, unos griegos muy feos y salvajes llamados Comneno Ducas. Hábiles en las armas pero desastrosos en cuato al comercio y a lo civilizado. Dos días después ya surcábamos el golfo de Venecia, también llamado Mar Adriático. De Bari a Ancona y de Ancona a la dalmaciana Zara. Una bella ciudad conquistada por Venecia en la Cuarta Cruzada, sus incansables ciudadanos nos tuvieron varios días intercambiando mercancías de alta calidad a un precio bastante decente. Aunque no sé que tienen estos croatas que siempre van a un paso por delante de tu estrategia comercial. 
Al fin llegamos a la ciudad de los canales, la impactante e impresionante, Serenísima República de Venecia. Sin duda el centro del mundo era aquel, allí se congregaban todo tipo de gente, diferentes culturas, religiones y razas. Seda de Damasco, especias de China, cristal de Murano, lino de Egipto, marfil y piedras preciosas de la India. Incluso algunos mercaderes hablaban de unas antiguas tierras más allá de los confines, donde las ciudades eran de oro y los ríos de plata. Sesenta días y sesenta noches nos asentamos en el barrio catalán, al día siguiente los hombres lloraban por tener que dejar semejante paraíso. Pero tenemos ganas de volver a nuestras casas con nuestras familias, para contar a nuestros hijos y nietos los aromas, los colores, las historias y las leyendas que llevamos en nuestros corazones. Hoy hace un día gris, pero tenemos viento a favor, esperamos llegar pronto.


Roger de Cervelló, capitán de la galera Santa Anna.
Junio de 1297 d.C. Mar Mediterráneo.