viernes, 28 de octubre de 2011

La vecina del bloque de enfrente

Creo que me observa desde su ventana. Cada vez que salgo a tender la ropa, a regar las plantas, a jugar con mi gato, cada vez que salgo al balcón encuentro sus ojos clavados en mi. A veces la miro y le sonrío pero ella se esconde en cuanto nuestras miradas se cruzan. Más o menos tiene mi edad, es morena y de rasgos finos. Sus ojos son oscuros como el alma de su corazón, transmiten algo que me da miedo. Tiene la cara blanca como la nieve, aunque a veces cuando la pillo mirándome se le sonrojan las mejillas, y es en estos momentos cuando más me gusta. Muchas tardes me quedo sentado en el portal para ver si la veo salir y así acercarme a ella para hablar, pero nunca ha surgido la ocasión.

Desde que me levanto hasta que me acuesto pienso en esos ojos, me tienen hipnotizado, son los ojos de la muerte. Esos ojos me dan escalofríos, no son de este mundo. Es algo incomprensible. Me reconcome la duda y la curiosidad, me gustaría saltar a su ventana y preguntarle porque me mira así. Preguntarle quien es, como se llama, de que planeta viene, si es la muerte o a caso el diablo. Me invade la desesperación, empiezo a tener insomnio.
Hay noches que tengo sueños en los que la veo a ella con unas grandes alas negras, y volando se acerca a mi y me besa.
¿Es un ángel oscuro? ¿Que querrá de mi?
Creo que me estoy enamorando.

sábado, 22 de octubre de 2011

Martín (Hache)


Dante (Eusebio Poncela), que esta interpretando su papel, se para en mitad de una obra teatral y se dirige al público:

"¿Queréis escuchar hasta el final? Esto no es un drama; es una farsa, aunque no lo parezca. Si llegamos al final pasará lo de siempre: vosotros os levantaréis para aplaudir, y nosotros saldremos varias veces a saludar, y seremos cómplices de la farsa, de vuestra farsa. Luego volveréis a vuestras casas y todo seguirá igual. Seréis tan corruptos, tan hipócritas, tan mierdas como siempre. Pero tendréis la conciencia tranquila porque sois modernos, porque habéis aplaudido a rabiar una obra de izquierdas muy dura, "durísima tío..." No estáis de acuerdo con el mundo que os ha tocado. Pero no hay salida, no podéis cambiarlo. Hay que aceptar las reglas del juego. Pero vosotros no sois culpables, porque todavía sois capaces de soltar una lagrima por la revolución que no pudo ser. Sois unos farsantes hijos de puta que merecéis mi más profundo desprecio. Durante un año he sido vuestro bufón. Me avergüenza no haber tenido el coraje de hacer esto mucho antes. Me niego a seguir siendo vuestro cómplice. ¡Venga, que siga la farsa! pero a partir de esta noche no contéis conmigo."


martes, 18 de octubre de 2011

Vale más que mil palabras (XXXI)

Ser gobernado es ser observado, inspeccionado, espiado,dirigido, sometido a la ley, regulado, escriturado, adoctrinado, sermoneado, verificado,estimado, clasificado según tamaño, censurado y ordenado por seres que no poseen los títulos, el conocimiento ni las virtudes apropiadas para ello. Ser gobernado significa, con motivo de cada operación, transacción o movimiento, ser anotado, registrado, contado, tasado, estampillado, medido, numerado, evaluado, autorizado, negado, endosado, amonestado, prevenido, reformado, reajustado y corregido. Es, bajo el pretexto de la utilidad pública y en el nombre del interés general, ser puesto bajo contribución, engrillado, esquilado, estafado, monopolizado, desarraigado, agotado, embromado y robado para, a la más ligera resistencia, a la primera palabra de queja, ser reprimido, multado, difamado, fastidiado, puesto bajo precio, abatido, vencido, desarmado, restringido, encarcelado, tiroteado, maltratado, juzgado, condenado, desterrado, sacrificado, vendido, traicionado, y, para colmo de males, ridiculizado, burlado, ultrajado y deshonrado.

Pierre-Joseph Proudhon 1809 - 1865
(filósofo anarquista francés)

sábado, 15 de octubre de 2011

Bienvenidos a Españistan


Bienvenidos al país con el mejor sistema educativo de toda África. El país de las hipotecas crecientes y los sueldos menguantes, una democracia joven que lo mismo te patenta la fregona que te planta un adosado sobre una fosa común por aquello de cerrar viejas heridas.

Bienvenidos al país con los directivos mejor pagados de Europa y la tasa de paro más alta del mundo libre. El país donde el 65% del dinero circula en billetes de 500, la nación de naciones con más idiomas, bailes regionales y cocaína por habitante del planeta. La capital mundial del currículum vitae, el neón en los bajos y el inglés nivel medio, orgullosos inventores de la hipoteca a cincuenta años y el minipiso cuco pero asfixiante.

Bienvenidos a este fantástico país donde los ingenieros son parias y las chonis líderes de opinión, ¿me entiendes? Donde la innovación es un anglicismo y la prensa un conglomerado de propagandas con sudoku adjunto. El país donde los políticos inauguran descampados no vaya ser que alguien, algún día, monte ahí un hospital.

Digan hola a nuestros jueces progresistas y a nuestros jueces conservadores. Somos tan demócratas que lo tenemos todo bipolar. Aquí los poderes del Estado están separados por paneles corredizos de Pladur para agilizar el tránsito de maletines.

¡Contemplen el milagro económico erigido con poderosas vigas de arena de playa!
Si no te gusta como están las cosas, manda un SMS con el texto LA GRAN FIESTA DE LA DEMOCRACIA y entrarás en el sorteo de un contrato como mano de obra barata más allá de Pirineos.


Tomen asiento y disfruten del país donde la corrupción es avalada democráticamente, el balcón desde el que Europa salta a la piscina con resultado de traumatismo craneoencefálico y repatriación de cadáver.

Griten conmigo: ¡bajo los adoquines están las máquinas perforadoras compradas al primo del alcade!


Bienvenidos a Españistán.

Jose A. Pérez

Sinopsis de Españistan, este país se va a la mierda:

Esta es la historia de un cani (o un choni, o un poligonero, ya saben...) que, en su empeño por deschacerse de la hipoteca, deberá recorrer el Reino de Españistán para enfrentarse con todos y cada uno de los malandrines, meapilas y soplagaitas que lo pueblan, dando lugar a un realto plagado de tópicos, tacos y faltas de ortografía, con bien de lobbies, parados, mileuristas, pensionistas, funcionarios, obispos, SGAE, telebasura, enchufes, sobornos y estilismos poligoneros.


martes, 11 de octubre de 2011

15 de Octubre de la indignación a la acción

El 15 de octubre personas de todo el mundo tomarán las calles y las plazas. Desde América a Asia, desde África a Europa, la gente se está levantando para reclamar sus derechos y pedir una auténtica democracia. Ahora ha llegado el momento de unirnos todos en una protesta no violenta a escala global.

Los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría, sin importarles los costes humanos o ecológicos que tengamos que pagar. Hay que poner fin a esta intolerable situación.

Unidos en una sola voz, haremos saber a los políticos, y a las élites financieras a las que sirven, que ahora somos nosotros, la gente, quienes decidiremos nuestro futuro.

No somos mercancía en manos de políticos y banqueros que no nos representan.

El 15 de octubre nos encontraremos en las calles para poner en marcha el cambio global que queremos. Nos manifestaremos pacíficamente, debatiremos y nos organizaremos hasta lograrlo.

Es hora que nos unamos. Es hora que nos escuchen.

¡Tomemos las calles del mundo el 15 de octubre!

http://15o.democraciarealya.es/

jueves, 6 de octubre de 2011

Vale más que mil palabras (XXX)

Cuando los hombres controlen los gobiernos,
los hombres no necesitarán los gobiernos.
Hasta entonces estamos jodidos.
Charles Bukowski 1920 - 1994
(escritor y poeta estadounidense)

lunes, 3 de octubre de 2011

Limpieza de sangre

A punto de incorporarse a su antiguo tercio en Flandes, Diego Alatriste se ve envuelto por mediación de su amigo don Francisco de Quevedo en otra peligrosa aventura. Una mujer ha aparecido estrangulada en una silla de manos frente a la iglesia de San Ginés, con una bolsa de dinero y una nota manuscrita: Para misas por su alma. El enigma se complica con los sucesos misteriosos que ocurren tras las paredes de un convento, cuando Alatriste es contratado para rescatar de allí a una joven novicia. En el azaroso y fascinante Madrid de Felipe IV, entre lances, tabernas, garitos, intrigas y estocadas, la aventura pondrá en juego la vida de los amigos del capitán, haciendo surgir del pasado los fantasmas de viejos enemigos: el pérfido secretarios real Luis de Alquézar, el inquisidor fray Emilio Bocanegra y el siniestro espadachín italiano Gualterio Malatesta.