jueves, 25 de noviembre de 2010

El alcalde de Bilbao declara la guerra a China

Queriendo potenciar el turismo, el alcalde de Bilbao decide hacer algo para llamar la atención del mundo.

Llama a los funcionarios del Ayuntamiento y al jefe de la policía local y les ordena enviar un telegrama a Pekín declarando la guerra.

Se recibe el telegrama, y el presidente de China pregunta a sus generales: Bilbao nos declara la guerra...., ¿dónde está Bilbao....

Después de 4 horas localizando al belicoso país, encuentran que Bilbao es una pequeña ciudad, semejante a la cagada de una mosca en el mapamundi, ubicada al Norte de España.

Analizando el riesgo de semejante conflicto bélico, las autoridades militares chinas deciden aceptar la guerra.

El presidente llama a su secretaria y le ordena:
-- Contéstele al gobierno local Bilbaíno y dígale que aceptamos guerra, y que además, nos digan con que potencial militar cuentan.

Se recibe el telegrama en Bilbao. Después de leerlo, el alcalde le dice a un funcionario del Ayuntamiento:
--Vamos a contestarle a esa gente: Contamos con 1.200 policías locales, 800 bomberos, 1.300 pistolas, diez escopetas de caza, 300 coches de policía, tres gabarras y dos lanchas neumáticas con motor fuera borda; además, la Defensa Civil la componemos: el alcalde, 10 funcionarios y los jubilados de los hogares del pensionista; envíeselo y que nos digan ellos con que cuentan para hacernos frente.

Respuesta de China:
--Contamos con 27 millones de soldados, 120 mil oficiales, 24 generales y 6 Almirantes, 200 mil cañones, 25 mil tanques, 36 mil aviones, 150 submarinos, 30 portaaviones, 18 buques cisternas todo dirigido por satélite.

Se recibe el telegrama en Bilbao.

Respuesta del Alcalde al presidente de China:
--Bilbao no acepta la guerra por no tener sitio para tantos prisioneros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario