viernes, 25 de junio de 2010

domingo, 20 de junio de 2010

Previsión de esta noche: insomnio

Otra noche más, la gente duerme y yo me pongo a escribir. Sin sueño pero sin ánimos empiezo a garabatear palabras sin sentido, esperando que algo coherente se una por arte de magia, pero nada. No hay nada peor para un escritor que quedarse sin ideas antes de empezar. Llega el momento en que la marihuana sale al descubierto como último recurso. Mientras que a cada calada aniquilo una neurona, esta me deja una idea antes de desaparecer. Escribo rápido, frases largas, con faltas y sin puntuaciones. Escribir, calada, escribir, calada, escribir, calada, escribir, calada, escribir, escribir... Sin darme cuenta ya tengo cinco páginas, pero estas son pocas con todo el trabajo que me han encargado. Así que me lío otro porro. Ni escribo lo que pienso, ni me paro a pensar lo que escribo. No siento nada de lo que esta a mi alrededor, ni de la pelea de borrachos de la calle, ni de la puta gimiendo en el bloque de enfrente... Solo la primera luz de la mañana me despierta de un trance literalmente terrorífico. En el suelo bolas de papel arrugadas con letras ilegibles, el cenicero a rebosar y delante de mi una montaña de hojas ordenadas en bloque. Ochenta y ocho páginas... es deficiente si, pero por hoy es suficiente.

miércoles, 16 de junio de 2010

El crash del 2010


Los ciudadanos del mundo entero vivimos con inquietud la grave situación económica de nuestros días. Entre esperanzados y desconfiados, oímos las buenas palabras y los anuncios de planes salvadores con que nos bombardean nuestros gobernantes. Pero, más que frases de aliento y anuncios de milagros que no se cumplen, lo que deseamos es saber la verdad, encontrar respuestas fiables a las preguntas que todos nos formulamos:

• ¿Cuál es el origen de la actual situación económica?
• ¿Se trata de una crisis más, de efectos pasajeros?
• ¿Ha estallado la crisis, o estamos todavía en sus prolegómenos?
• ¿Cuál podría ser su alcance? ¿Tiene remedio?

Santiago Niño Becerra alertó hace ya tiempo de que los años de vacas gordas estaban llamados a terminar, y advirtió que esta vez íbamos a enfrentarnos a una crisis verdaderamente profunda, a una crisis sistémica, que conduciría a un inevitable y necesario cambio, pues el capitalismo está agotándose.

En El crash del 2010 desarrolla y profundiza su análisis de la situación, y ofrece respuesta a todas esas preguntas. Se trata de una obra valiente, clara y contundente. La crisis no ha empezado todavía, estallará con toda su crudeza en el 2010, y será larga y muy dura, sobre todo en algunos países, como España. Lo dice uno de los pocos expertos mundiales que, en los momentos de plena euforia, se atrevieron a anunciar lo que ahora apenas comenzamos a intuir.


*NOTA: Este libro es del 2008/2009 y todo lo que pronosticó Santiago Niño Becerra en su momento, se esta cumpliendo. Lo tacharon de profético, catastrofista y apocalíptico. Ahora en 2010 que estamos viendo que todo lo que dijo es verdad, se le escucha atentamente. Y esto es solo el principio...

viernes, 4 de junio de 2010

Niño Becerra pronostica un 30% d'atur per al 2012

Santiago Niño Becerra, catedràtic d'Estructura Econòmica de l'IQS-Ramon Llull, fa aquest pronòstic apocalíptic, alhora que assegura: "Després de l'estiu en tindrem una davallada molt important".