viernes, 9 de octubre de 2009

Después de la tormenta, viene la lluvia

Jantipa, esposa del filósofo griego Sócrates, era extremadamente irritable, y sometía a su marido a continuas humillaciones. Muchos de sus conciudadanos atenienses recomendaban al pensador que repudiara a su mujer, algo que él rechazaba. Un día, Jantipa le lanzó un cubo de agua por la cabeza mientras le insultaba a gritos. Sócrates, inmutable, le dijo: "Además de lanzar rayos y truenos, también llueves?". Supongo que con sus palabras irritó aún más a su mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario